¿Debo borrar Facebook de mi smartphone?

Facebook tiene 2.130 millones de usuarios activos al mes, WhatsApp 1.500 millones e Instagram 800 millones. El conflicto de Cambridge Analytica ha levantado muchas dudas sobre la conveniencia o no de tener instalada la aplicación de Mark Zuckerberg en el teléfono, pero lo cierto es que sus tentáculos van más allá del “Caralibro”.

Aunque algunos servicios, entre ellos Ello y Diáspora, han sido considerados demasiado optimistas como potenciales “asesinos de Facebook”, se han esforzado por ponerse al día por una sencilla razón: estos otros sitios y aplicaciones pueden proporcionar funciones similares a las de Facebook (y, en teoría, mejores), pero si tus amigos y familiares no los están utilizando, ¿qué sentido tiene?

Cómo escapar de las garras de Facebook

Para aquellos que estén decididos a salir del ecosistema de Facebook, es más probable que el mejor enfoque sea un mosaico de sitios y aplicaciones que reflejen características individuales. La mensajería es la más fácil: aplicaciones como Telegram y Signals ofrecen mensajería y chats grupales, así como llamadas de voz, con encriptación para mantener sus comunicaciones privadas. Telegrama incluso tiene una próspera colección de chatbots, similar a Facebook Messenger.

Una de las alternativas potenciales de Facebook más interesantes de este año es Vero, que se lanzó en el verano de 2015, originalmente como una aplicación para compartir fotos y vídeos con énfasis en la privacidad. No tuvo mucho impacto hasta principios de este año, cuando sus descargas repentinamente se dispararon, enviándolo a la cima de los gráficos de las tiendas de aplicaciones de todo el mundo.

Parte del atractivo de Vero para los deleters de Facebook es su determinación de estar libre de publicidad. En su lugar, está planeando empezar a cobrar una pequeña suscripción anual en algún momento, aunque la aplicación ya ha experimentado su propia reacción. En febrero, el fundador, Ayman Hariri, fue criticado por sus anteriores asociaciones con una empresa que fue objeto de acusaciones relativas a las condiciones de los empleados. El hecho de que Vero tenga varios desarrolladores rusos también se ha convertido en un tema de conversación.

Snapchat, una de las redes sociales beneficiadas

Snapchat espera recoger algunos rechazos de Facebook en las próximas semanas, especialmente desde un reciente (polémico) rediseño de su aplicación para hacerla menos confusa para los nuevos usuarios. El año pasado hubo muchas especulaciones de que Snapchat estaba perdiendo clientes a causa de Instagram en particular, aunque por el momento todavía no hay sentido de que el flujo se esté invirtiendo tras las revelaciones de Cambridge Analytica.

Algunas alternativas de Facebook se centran más en las características locales. Nextdoor trata de conectar a los usuarios con la gente de su comunidad de la vida real -donde viven- mientras Raftr adopta el enfoque de vincular a la gente que está interesada en los mismos temas o actividades, dondequiera que estén en el mundo. La aplicación de venta Shpock, mientras tanto, ya podría decirse que hace un mejor trabajo que la función Marketplace de Facebook al ser una eBay más local.

Un servicio, Mastodon, ha visto un aumento de inscripciones después de las historias de privacidad de Facebook, aunque es una alternativa más a Twitter que a Facebook. Al igual que Vero, promete evitar la publicidad (y por tanto la venta de los datos de los usuarios), aunque en este caso el método elegido es la donación y no la suscripción.

Puede ser que dejar de lado a Facebook no sea la respuesta, sino más bien restringir la forma en que sus datos son utilizados y compartidos por la empresa. Facebook acaba de hacer que su configuración de privacidad y datos incorporada sea más fácil de usar, rediseñando el menú de configuración de su aplicación móvil. “En lugar de tener configuraciones distribuidas en casi 20 pantallas diferentes, ahora se puede acceder a ellas desde un solo lugar”.

Controlar el acceso de datos

Las empresas externas también están estudiando la posibilidad de controlar los datos a los que Facebook tiene acceso. Mozilla, que fabrica el navegador web Firefox, acaba de lanzar una extensión de contenedor de Facebook (un plug-in descargable) que impide que Facebook te siga a través de otros sitios web. Otros plug-ins, como Ghostery para el navegador Chrome de Google (también disponible para otros navegadores) y Facebook Disconnect 2016, ofrecen sus propias funciones de bloqueo de rastreadores.

Y si todo lo demás falla, siempre existe la opción de volver a visitar viejos lugares sociales. Myspace sigue existiendo, aunque sea como una mezcla de noticias de la cultura pop y perfiles latentes de amigos que no se han conectado desde su relanzamiento en 2012. Sin embargo, el hecho de que la oportunidad de minar los datos de los usuarios para los anunciantes fue una de las razones citadas por el gigante de los medios de comunicación Time Inc cuando compró Myspace en 2016, tal vez sea mejor no apresurarse a revivir su lista de los mejores amigos todavía.